El ábaco

Las líneas de la historia están llenas de muchos descubrimientos con el fin de estimular los estudios matemáticos. El ábaco, por ejemplo, es considerado como uno de estos descubrimientos. Hay informes que nos aseguran que los babilonios usaban un ábaco de piedra lisa alrededor del año 2400 a.C aunque el origen del ábaco, tal cual lo conocemos hoy en día, se le atribuye más a los chinos, rondando el año 1200 d.C. Las evidencias de la utilización del ábaco en la India, Mesopotamia, Grecia y Egipto son sorprendentes. Obviamente, su aparición está ligada al desarrollo de los conceptos del conteo. En la Edad Media, el ábaco fue utilizado por los romanos para llevar a cabo los cálculos. También, el uso de este instrumento por chinos y japoneses fue de gran importancia para su desarrollo y mejora.

Fotografía de zenti.orgÁbaco es una palabra Latina que tiene sus orígenes en la palabra Griega abax o abakon (significando "tabla" o "tablilla") las cuales se transformaron, originadas posiblemente desde la palabra Semita abq, significando "arena”.

El ábaco chino es un instrumento para contar y hacer cálculos matemáticos como la suma, resta, multiplicación, división, extracción de la raíz cuadrada, y extracción de la raíz cúbica. Está formado por una estructura de madera, y una serie de varillas con cuentas insertadas. Consta de dos partes bien diferenciadas: en la de arriba, cada varilla tiene dos cuentas, y en la de abajo, cinco. Las cuentas de abajo valen 1 las de arriba 5 y se dice que es un ábaco 1/5. Actualmente, el ábaco 1/4 es el preferido en el Japón, apareciendo alrededor del 1930. Los modelos 1/5 son raros hoy en día y los modelos 2/5 son raros incluso fuera de China.

El ábaco romano y el chino tienen muchas similitudes, por lo que existe otra teoría sobre su procedencia. Algunos dicen que se tal vez provenga de Europa y haya llegado a China a través de las relaciones comerciales entre el Imperio Romano y Oriente. Sin embargo, no hay evidencias que aseguren que esto fuese así.

Es importante distinguir los ábacos antiguos, conocidos como tableros de contar, de los ábacos modernos. El tablero de contar es una pieza de madera, piedra o metal con surcos tallados o líneas pintadas entre cada cuenta, las piedrecillas o discos de metal son movidos. El ábaco es un dispositivo, usualmente de madera (de plástico, en los últimos tiempos), teniendo un marco para que sostiene unas barras con deslizamiento libremente de las cuentas montadas en ellas. Ambos, el ábaco y el tablero de contar, son ayudas mecánicas usadas para contar; pero ojo, no son calculadoras en el sentido estricto en que usamos la palabra hoy en día. La persona, operando con el ábaco, ejecuta cálculos en su cabeza y usa el ábaco como una ayuda física para mantener la pista de la suma, el acarreo, etc.

La tabla de contar más antigua es la tablilla Salamis (originalmente pensada para ser una tabla de juegos), usados por los Babilonios alrededor del 300 d.C., descubierta en 1846 en la isla de Salamis. Es una tabla de mármol blanco cuyas medidas son 149cm de largo, 75cm de ancho y 4.5 cm de espesor. En el centro de la tablilla hay un set de 5 líneas paralelas divididas en partes iguales por una línea vertical, selladas con un semicírculo en la intersección de la línea horizontal mas baja y la única línea vertical. Debajo de estas líneas hay más divisiones y grupos de líneas paralelas.